¿Qué son las posiciones horizontales?

Las posiciones horizontales (hasta los 6 meses)

 

Un niño necesita ser mirado, como un adulto necesita ser escuchado

Myriam David

Cuando llega esta primera fase, el recién nacido no busca desplazarse. Mueve esencialmente sus brazos, piernas, va tomando conciencia de su capacidad de movimiento y percibe las sensaciones de contacto sobre la superficie de su cuerpo. Esto es suficiente para mantenerle ocupado y registrar cantidad de informaciones. Todos sus sentidos están despertando…

Podéis practicar los juegos motores a partir de 2 o 3 meses con vuestro pequeño, adaptándose a su evolución (por ejemplo, no le propongáis coger un objeto si aún no es el momento). Tal vez,  os preocupareis al principio; aprenderéis a observar y a hacer el buen gesto teniendo en cuenta, por supuesto, sus reacciones. No se va a romper, pronto os mostrará con que placer participa.

¡No se trata de imponerle un entrenamiento deportivo! Se trata simplemente de jugar con él, de estar en relación con su cuerpo, aunque todo vaya bien y ayudarle si es necesario, estando atento a posibles dificultades.

Constatareis que los ejercicios se encadenan, es decir hacedle practicar algunos siempre y cuando los precedentes sean ejecutados sin problema.