Fase estática III. Sobre la barriga

Los dos primeros meses, las extremidades están aún dobladas y el bebé no está muy cómodo, puede llegar a girar la cabeza, pero no llega a mantenerla y a tomar apoyo de sus brazos.

A continuación, el niño es más hábil, si le colocamos los brazos al largo del cuerpo es capaz de subirlos a los lados y tomar apoyo en sus codos. Las caderas se estiran y muslos y pies tocan el suelo, los codos están doblados, la cabeza se eleva hasta formar un ángulo de 90º con la espalda.

En la mayoría de los casos, la posición sobre el vientre no es realmente confortable hasta que el bebé aprende a instalarse solo y se mantiene bien sobre sus codos. Entonces, puede pasar largos momentos manipulando, mirando a derecha e izquierda, delante y detrás. Puede divertirse golpeando el suelo con sus pies, frotar uno con el otro. Debe también poder poner su cabeza entre sus manos si se cansa.

Por último, juega a empujar sobre sus brazos extendidos, pero no utiliza esta posición para jugar, si sus manos están bloqueadas en el suelo.

Interés

A partir de la posición sobre el vientre el bebé va a desplazarse y sentarse: son los cimientos sobre los que se construye la motricidad.

Sobre el vientre, el bebé aprende a conocer sus límites anteriores de su cuerpo y de sus miembros a través del contacto con el suelo:

– refuerza la musculatura del cuello, de los hombros, de la espalda y el trasero que le ayudarán a mantener más tarde las posiciones verticales: sentado, de rodillas y de pie.

– descubre los apoyos sobre los codos y después sobre sus brazos estirados, indispensables para empujar el suelo con la finalidad de enderezarse hacia la vertical y protegerse.

– puede coger sin problema objetos, observarlos, jugar con ellos, pasarlos de una mano a otra, y volverlo a coger si no le cae demasiado lejos. Manipula tranquilamente gracias al apoyo sobre sus codos que liberan sus manos.

– descubre la alternancia del apoyo: se fija sobre una mano para liberar la opuesta y atrapar el objeto. Cuando mira hacia la derecha, la cadera y rodilla derechas se doblan, el tronco se encorva, si mira a izquierda toma apoyo sobre el codo izquierdo y recíprocamente “se arrastra en el sitio”.

– mira hacia delante y a su alrededor. Sus ojos se dirigen hacia la horizontal, como cuando este de pie.  Puede girar la cabeza sin riesgo de caerse, para no perder de vista a las personas que le rodean.

La posición sobre el vientre cansa. Debe ser propuesta solo bajo la supervisión y cuando el bebé este despierto.

 ¿Que dificultades os podéis encontrar? 

Hipotonía: el niño no tiene la suficiente fuerza para mantener la cabeza elevada y enderezarse sobre sus codos, las rodillas a veces pueden estar muy separadas.

Tensión en los brazos: el apoyo sobre los codos no es posible, los brazos están muy estirados, cosa que bloquea las manos en el suelo y no permite manipular objetos.

Hipertonía: el niño está “tenso”, se arquea, hace el “avión”, separa sus brazos, no puede elevarse hacia delante y sus muslos y sus pies tocan la alfombra.

Tortícolis: la cabeza gira siempre hacia el mismo lado (hacia la izquierda, por ejemplo) el no puede poner su mejilla izquierda en la alfombra.

El apoyo sobre los codos no es posible: uno de los dos brazos queda estirado hacia detrás a lo largo del cuerpo, el bebé no consigue elevarlo.

Problemas digestivos: las regurgitaciones, frecuentes en el bebé, conducen a veces a los padres a no dejarles en esta posición, aunque se mantenga solo. Fuera de contadas ocasiones, este no debe ser un obstáculo, solo nos obliga a limpiar más a menudo el suelo.

Estos problemas aparecen generalmente bastante temprano, cosa por la que debemos motivarnos ha hacer frente lo antes posible. En general, un pequeño de 6 meses esta a gusto en esta posición, en apoyo de sus antebrazos. Si vuestro bebé no está verdaderamente cómodo, si llora o no lo soporta, consulta con un profesional o sigue leyendo esta guía. 

Si tu bebé se encuentra en alguna de las siguientes situaciones, no dudes en comentármelo: info@maririco.com

Estaré encantada de conocer vuestra pequeña historia!